UNA REFORMA SIN OBRA

 

4193616854_26c1dd7dcb_z.jpg

En ocasiones meterse en obras significa no sólo un gran desembolso sino, además, el tener que prescindir de ese espacio durante el tiempo que dure el trabajo, cosa que se agrava cuando se trata de la cocina o del único baño de una casa.

Actualmente existen numerosos materiales con los que podemos cambiar cocinas y baños. Por la rapidez, la escasa suciedad o residuos que generan y su bajo coste, estos materiales novedosos se están convirtiendo en la alternativa perfecta a la tradicional reforma con obra

cms-consejos bañoideas.jpg

Uno de esos espacios de casa que no me gusta es el baño. Sobre todo el suelo, de cerámica roja de muy poca calidad que era la que venía con el piso.

A lo feo del suelo se le ha ido añadiendo con el tiempo arañazos, roces y algunos trozos rotos  a consecuencia de caídas de botes de cristal al suelo.

k,.jpg Estuve un tiempo detrás de que alguien me viniera a cambiar el suelo con obra, ya que sólo suponía apenas dos días de trabajo. Por cambiar 2´5 metros cuadrados de suelo me pedían entre 300 y 400 euro, sin incluir la solería, que la tenía que poner yo.

Por increíble que parezca, con tanto paro como hay,  nadie ha querido venir a realizar el trabajo a pesar de aceptarles el presupuesto que me daban sin pegas alguna.

maxresdefault (1).jpg

Así que tras muchas vueltas, al fin di con una solución que me permitiera por fin cambiar el suelo sin obras y por muy poco dinero: el vinilo adhesivo.

Existen muchos tipos de vinilos adhesivos, pero son los de imitación de madera en forma de lamas de espesor 3 mm los más realistas, creando un efecto similar al tradicional parquet.

La marca que escogí es Tarkett y el tipo de suelo el Starfloor, a un precio de unos 16 euros el m2. Tras probar varios modelos, me decanté finalmente por una madera color topo decapé, muy similar al color de los azulejos.

page.jpg

Su colocación es muy sencilla, ya que para colocarla basta con levantar el protector de la zona del adhesivo y pegarla directamente al suelo.

En mi caso, al tratarse de un baño con muchas zonas de curvas he preferido contratar a un instalador para obtener un resultado más profesional.

Lo primero que hay que hacer, además de retirar los muebles y otros accesorios del baño es nivelar el suelo. Para ello se aplica una masilla resistente sobre las juntas con una espátula que posteriormente lijaremos.

8p9o80.jpgCon el suelo bien limpio de restos de polvo y de suciedad, se comienza la colocación de las duelas de vinilo.

Aunque éstas vienen preparadas con adhesivo, para lograr una mayor adherencia al suelo se ha usado una cola especial para suelos vinílicos aplicado a rodillo.

kll.jpgLa colocación de las duelas o piezas es la misma que en el parquet, es decir, nunca en paralelo, sino desde la mitad de la pieza anterior.

20160914_202739.jpg

En mi caso, dada la cantidad de recortes circulares que exigía este trabajo por la presencia de los saneamientos, recurrí a un profesional para su colocación. De haberse tratado de un dormitorio o la cocina, lo habría colocado yo misma, ya que es muy sencillo tanto de recortar como de colocar.

El suelo se ha sellado con silicona beige en su unión con la pared y silicona blanca para los saneamientos. Así se evita que pueda entrar agua por debajo de las lamas.

En otro tipo de estancias como los dormitorios se suele poner un rodapié de madera del mismo color del suelo, tal como ocurre con el parquet auténtico. Pero para un baño no era necesario, además de reducir el espacio y complicar su limpieza.

Para la unión del nuevo suelo con el del resto de la casa se ha usado un perfil de terminación de suelos  metálico en color dorado, a igual que los herrajes de las puertas. También los hay en el mismo color de la madera de nuestro suelo, pero en mi caso me gustó más el efecto dorado, además de ser más económico.

Y este es el resultado.

20160921_192113suelo-vinilico

Un cuarto de baño totalmente renovado y actual, que ofrece una mayor sensación de amplitud no sólo por ser más claro, sino también por la carencia de juntas como ocurría con el anterior suelo, que delimitaban visualmente aún más el poco espacio que había.

Si estás buscando cambiar también el suelo de tu casa, el suelo vinílico es la mejor opción para reformar espacios sin obras y por poco dinero, obteniéndose unos resultados realmente sorprendentes, resistentes  y duraderos, a la vez que elegantes y cálidos.

 

¡ God Save the Elegance !  chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

 

Anuncios

2 Respuestas a “UNA REFORMA SIN OBRA

  1. Qué excelente opción por lo rápido, práctico y vistoso…. el resultado es increíble. Nunca lo he usado, desconozco si se vende en Lima pero ya me dió curiosidad. Por el momento no lo necesito pero me enteraré si tenemos estos vinilos por aquí para tenerlo en cuenta. Besos

    Le gusta a 1 persona

  2. Gracias !! Es bueno saber de estas cosas para cuando se necesiten. Estoy segura que por allí también los hay aunque sean bajo otras marcas o denominaciones, ya que es una solución muy extendida para reformar los suelos de casa sin obras y con un aspecto bastante parecido al tradicional parquet de madera. Yo llevo ya 5 meses con este suelo y cada día me alegro más de tenerlo. Besos ! :))

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s