UN GRIEGO QUE SE COME CON TENEDOR

yogur-griego.jpg

Existen numerosas recetas de cocina donde se emplea la nata como uno de sus ingredientes. Sin embargo, solemos tener una imagen de este producto lácteo como algo que engorda o poco sano.

Un día, mientras me tomaba un yogur griego sin azúcar, me di cuenta que la consistencia y el sabor era el de la nata. De hecho, este tipo de yogur está elaborado con una buena proporción de ella, pero no todo, también con leche desnatada.

Yogur-Griego-Precio.jpg

A esto hay que añadirle que es  leche fermentada, con todas las propiedades y virtudes del yogur natural.

Por eso, decidí probar a usar el yogur griego en una receta de pasta donde se necesitaba nata para elaborar la salsa que le acompañaba.

ingredientes celeste

  • Pasta ( en mi caso rigattoni )
  • Carne de pollo sin hueso.
  • Cebolla blanca fresca
  • 1 pastilla de caldo Avecrem 100% natural.
  • 1 yogur griego natural sin azúcar.
  • aceite de oliva
  • queso rallado.
  • orégano
  • sal

Preparación celeste (2) - copia

Se cuece la pasta como habitualmente suelas hacerlo hasta que esté al dente.

En una sartén se pocha la cebolla bien picadita con aceite de oliva hasta que esté más o menos cocida sin que se dore. Se puede añadir unas gotas de agua para evitar que se peguen o no estén tan resecas.

Cuando esté más o menos cocida, se añade la carne de pollo troceada y se termina de hacer junto a la cebolla.

Una vez más o menos rehogado todo, se añade la pastilla de Avecrem. Se disuelve bien.

WP_20160820_14_29_03_Pro[1].jpgEs el momento entonces de añadir el yogur griego, que se debe desleír bien hasta lograr una crema homogénea.

Es el momento de rectificar el punto de sal si vemos que se ha quedado sosa la salsa.

WP_20160820_14_30_13_Pro[1].jpg

Se vierte sobre la sartén la pasta ya cocida para que absorba parte de la salsa y tome sabor, sin dejar de remover para evitar que se pegue.

Cuando se le hayan dado unas cuantas vueltas, se añade el queso para que se ligue con la salsa, que la hará más sabrosa aún.

WP_20160820_14_32_14_Pro[1].jpg

Se deja reducir un poco la salsa. Y ya está lista para servir con un poco de orégano por encima.

WP_20160820_14_45_20_Pro[1].jpg

El resultado es un sabor suave a estilo carbonara y de textura untuosa muy agradable.

Pero sin duda lo mejor es que hemos logrado reducir el número de calorías y de grasa de la nata, además de usar un alimento mucho más sano como es el yogur.

Así que a partir de ahora ya no hay que tenerle miedo a cocinar con nata.

 

 ¡ God Save the Elegance !   chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s