POTAJE DE SEMANA SANTA

potaje-fotolia--644x483.jpg

La Semana Santa, más allá de los desfiles procesionales de numerosas cofradías inundando las calles, nos ofrece una gastronomía típica de estas fechas caracterizada por la ausencia de carne por exigencias religiosas, que se han convertido en toda una tradición con independencia de las creencias.

recetas-semana-santa-contufamilia.jpgJunto a las torrijas, encontramos el famoso potaje de bacalao o de Semana Santa que antiguamente se tomaba durante la Cuaresma.

Un plato contundente y asequible sobre todo para las clases más humildes, ya que el bacalao en salazón, hoy un artículo casi de lujo, en sus tiempos fue una forma muy barata de conservar y de consumir pescado.

0003CE8C0509CC.JPG

El potaje de Semana Santa es uno de mis favoritos. Por ello suelo hacerlo en cualquier época del año, ya que me permite consumir uno de los pescados más sabrosos que existen en un plato de cuchara.

Por este motivo, os quiero traer la receta que me ha llegado de mis abuelas y a la que me he mantenido prácticamente fiel. Sólo he sustituido la olla tradicional por la  olla rápida para su elaboración, logrando así acortar el tiempo de cocción, sin alterar su sabor.

ingredientes celeste

  • 400 gr. garbanzos remojados
  • 200 gr. bacalao desalado ( puede ser del congelado )
  • Un par de zanahorias
  • 250 gr. espinacas
  •  2 cebollas
  • 2 dientes de ajo
  •  1 rebanada de pan
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Fideos medianos
  • Sal
  • 1 huevo duro

Preparación celeste (2) - copia

Como ocurre con todas las legumbres, hay que dejar los garbanzos en remojo la noche anterior. Si son congelados, podremos usarlos directamente en el mismo momento en que vayamos a hacer el guiso.

En una olla ( puede ser la misma rápida que usemos ), vertemos un chorreón de aceite, los ajos y las rebanadas de pan. Se sofríe ligeramente sin que lleguen a quemarse.

Una vez fritos, se pasa por una batidora con un poco de agua hasta lograr una especie de caldo blanquecino.

Vertemos el batido en la olla de nuevo. Añadimos los garbanzos, el bacalao, las cebollas y  las zanahorias picadas  junto con las espinacas. Sazonamos al gusto.

WP_20160207_19_56_04_Pro[1].jpg

Dejamos cocer hasta que estén los garbanzos tiernos.

Una vez cocidos, vertemos un puñadito de fideos medianos por comensal y dejamos de nuevo cocer.

Y … ¡ listo !

wp_20160105_14_15_18_pro1.jpg

Se puede servir con un huevo cocido duro, al que habremos machacado un poco la yema para que se mezcle con el caldo del potaje.

En el caso de que hagas este potaje con la olla rápida, puedes añadir los fideos a la vez que el resto de los ingredientes ( garbanzos incluidos ) ya que cocerán todo al mismo tiempo sin pasarse. Es lo que hago siempre.

WP_20160207_19_56_32_Pro[1].jpg

Esta receta varía con respecto a otras del mismo plato en el uso de los fideos y la ausencia de pimentón y otras especias como el laurel y el comino entre sus ingredientes. El resultado es un potaje más suave y ligero que el original. Pero para mi es el que hemos comido desde siempre en casa.

Y tu… ¿ cómo preparas el potaje de semana santa ?

¡ God Save the Elegance !   chic and cheap. 

Para estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s