ESPRIT VERSUS PRADA

45229254_21729956

Hace algunos años, se declaró la guerra contra las tallas pequeñas para evitar la anorexia entre las chicas. Por este motivo, solo podías encontrar pantalones vaqueros a partir de la talla 26. Un gran problema para quienes somos delgadas de constitución.

Cuando en Italia encontré unos Prada de la talla 24 ( allí no existía esa restricción de tallas ) vi el cielo ante mis ojos. ¡ Al fin unos pantalones que me quedaran bien !. Así que me compré dos.

yjmuj,umkj

Sin embargo, nada más ponermelos, vi que la palma de mis manos estaban azules. ¡ Desteñían solo con tocarlos !

A pesar de los cientos de lavados durante años, aún siguen dejándome las manos teñidas, por no hablar de la tapicería del coche. Porque una cosa es ir perdiendo color con los lavados y otra es con el tacto. Estamos hablando de unos vaqueros que cuestan 250 euros.

Pero claro, miras la etiqueta y entiendes muchas cosas. Made in Marruecos.

Hace poco compré un vaquero de la marca alemana Esprit.

yujymujtyj

Unos pantalones que me costaron en rebajas tan sólo 28 euros, de tejido bastante compacto y apresto. Con muy buena pinta para su precio.

Como empezó a ceder el pantalón un poquito, con el fin de encogerlos,  los herví durante 45 minutos.

WP_20150911_20_53_36_Pro[1]

Encoger no encogieron. Pero no soltaron nada de tinte, aunque si es cierto que le eché sal al agua. Tampoco perdió apresto ni se estropearon, todo lo contrario.

No quiero pensar que hubiera pasado si en vez de los Esprit hubiera hervido los Prada

Tampoco tengo muy buena experiencia con unos Calvin Klein Collection en color negro, cuyo precio habitual ronda los 300 euros. Tras la primera lavada en agua fría, encogieron los hilos de las costuras laterales, quedando toda la pernera rizada. No os podéis imaginar el trabajito que me costó volver a enderezar aquello con la plancha.

¿Conclusión?.

No siempre un vaquero de firma es sinónimo de calidad. Sólo estás pagando por llevar una determinada marca, pero nada más. Hay pantalones de marcas baratas que tienen tejidos de mucha más calidad y en ocasiones, hasta mejor diseño.

Porque no siempre lo barato es malo.

¡ God Save the Elegance ! chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s