HOY AQUÍ, MAÑANA ALLÁ.

papel rayas platasLa decoración de una casa no es algo perenne. El paso del tiempo, las nuevas modas o el cambio de nuestras necesidades nos lleva a realizar cambios, unas veces de manera radical y otras sólo a través de pequeños detalles.

Pero… ¿ qué hacer con los objetos que desechamos ?

Esa fue la pregunta que me hice cuando retiré de la entrada de casa un espejo al sustituirlo por otro antiguo de más valor.

Se trataba de un espejo de estilo hindú que compré en un todocien por 18 euros y al cuál pinté con betún de Judea para oscurecerlo para que hiciera juego con una mesita Boullé, había cumplido con creces su cometido durante años mientras esperaba encontrar algo con el que poder sustituirlo.

ykgy

Hasta que se me ocurrió darle una nueva utilidad al espejo: lo colocaría en una pared franqueado por dos cuadros de láminas antiguas en el dormitorio pequeño de casa.

WP_20150417_17_36_13_ProMe gustaba la composición. Lo único que tenía que hacer era cambiarle el color tan oscuro para que hiciera juego con el resto de la habitación.

Como los muebles están pintados en decapé, decidí pintar el espejo del mismo modo.

Respeté el betún de Judea para que, de este modo, se viera el color oscuro cuando le diera el efecto envejecido con lija al marco.

Comencé dando con brocha unas dos capas de pintura acrílica satinado en el color Patone 1019, que viene a ser un ocre oro viejo. Un color muy similar al empleado para las paredes.page

Una vez seco, con un pincel casi en seco le di una pasada rozando las partes más salientes con pintura acrílica en color crema, y así tratar de dar algo de volumen a las tallas.

WP_20150418_00_14_26_Pro

Pero una vez puesto en el testero donde debía ubicarse junto a los dos cuadros dorados quedaba un poco extraño.

WP_20150418_00_26_16_ProPara tratar de integrarlo más con los tonos dorados de los cuadros, decidí envejecerlo. Para ello preparé betún de Judea y cera blanca a partes iguales. Con una brocha a la que previamente habría untado con cera-betún en los extremos de sus cerdas, pasé rozando los salientes de las tallas.

WP_20150418_00_49_26_ProNo sólo logré darle un toco más dorado al marco. Sino también, al acumularse en los bordes creaba un efecto de roce y desgaste, por lo que no hizo falta tener que lijarlo para lograrlo.

Si en alguna zona quedan excesos de cera-betún, tan sencillo retirarlo con un simple trapo. Y si está seco, con un poco de cera blanca aplicada con el mismo trapo.

Una vez seca la pátina, se puede abrillantar frotando con una gamuza para sacar el brillo natural de la cera, por lo que no se hace necesario barnizar.

Y así es como ha quedado.

IMG_5466IMG_5464

IMG_5465

Algo que ya me está rondando por la cabeza es ponerle una moldura de cordoncillo en oro en el borde interior, a modo de las entrecalles que se suelen poner a los cuadros. No sólo le daría más categoría sino que además armonizaría mejor con los cuadros de los laterales. Pero eso lo dejaré para más adelante.

Espero que os haya gustado el resultado y sobre todo os anime a darle una segunda oportunidad a aquellas cosas que retiráis en casa.

Para estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

¡ God Save the Elegance !   chic and cheap. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s