ROSCOS DE VINO AL HORNO

La navidad es sinónimo de dulce. Muchos dulces.

Mantecados, mazapanes, turrones y roscos forman parte de unos menús navideños que dejan huella en la báscula pasadas las fiestas.

Pero si estáis pensando que los tradicionales roscos de vino fritos pueden resultar muy pesados, os dejo una versión light que probé hace dos años y quedaron fantásticos.

ingredientes celeste

  •  1 kgr. de harina de repostería.
  • 200 gr. de azúcar
  • 400 ml. de aceite de oliva.
  • 250 ml. de vino moscatel dulce ( tipo Málaga Virgen u Oporto )
  • Matalauva o anís en grano.
  • Canela molida.
  • Licor o zumo de naranja.
  • Corteza de limón.
  • 1 l. aceite de girasol para freir 
  • Azúcar blanco o azúcar glas para decorar

Preparación celeste (2) - copia

  1. Se fríe el aceite con la corteza de limón. Cuando esté un poco frito, se retira del fuego y se le añade la matalauva con cuidado de que no llegue a quemarse, solo tostarse un poco para que saque toda su esencia. Dejar enfriar.
  2. En un bol se pone la harina, medio botecito de canela molida y el azúcar. Se remueve todo con un palo o cuchara.
  3. Se le añade el aceite tibio sin la corteza de limón con la matalauva. Después se agrega el vino dulce y un chorreoncito de licor ( puede ser anís, Licor 43 o  ron añejo ) para que tenga más gusto.
  4. Se mezcla todo bien con las manos hasta obtener una pasta compacta de color marrón que se despega de las paredes del bol. Cuanto más amasemos mejor.

Como veis, los ingredientes y la preparación de la masa es la misma que la de los roscos fritos. Lo único en lo que se diferencia es que en vez de ser fritos, los hago al horno.

En vez de hacer los roscos a mano, les doy forma con ayuda de un cortador de pastas.

Para ello, extiendo la masa sobre la mesa con un rodillo, dejando un grosor de un cm aproximadamente. Con un cortador o molde de galletas, voy elaborando los roscos.

En el caso de no tener este molde, puedes usar tapones de diferentes tamaños o cualquier otra cosa que tengáis en la cocina que tenga forma circular y que tenga el filo fino.

Luego los extiendo sobre una bandeja de horno antiadherente o bien con un papel de hornerar debajo. Los pongo a media altura en el horno a unos 180º vigilando su cocción. Voy dándoles la vuelta en cuanto veo que se van tostando por encima para lograr un horneado homogéneo.

roscos-de-vino_2_1514011.jpg

Luego se espolvorea azúcar glas por encima o si se prefiere se pueden dejar tal cuál.

Es resultado es más seco y más parecido a un mantecado que el del rosco frito del que ya os dejé la receta, que  es  más jugoso y blandito por dentro. Pero de ambas formas están … ¡ riquísimos !. Eso si, los roscos hechos al horno son más ligeros.

roscos-de-vino_2_1514011.jpg

Ya no hay excusas para no comerse un rosco de vez en cuando.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

¡ God Save the Elegance ! chic and cheap.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s