RECICLADO BIEN APROVECHADO

pet_bottle-02

” Hija, un día te vas a congelar tu también “.

Eso me dice mi madre cuando ve la cantidad de cosas que guardo en el congelador. Pero para quienes no queremos perder mucho tiempo en ir al super cada semana o  tener que tirar los alimentos por no darle salida a tiempo, la congelación es la mejor de las opciones.

Carnes, pescados, platos preparados, verduras… convenientemente envasados para evitar que entre el frío o tomen olores del resto de los alimentos. Es la base fundamental para una optima conservación de los alimentos congelados.

Para ello, entre otros envases, utilizaba bolsas para congelación. Lo que no me convencía era el cierre: o con el incómodo alambrillo que trae la caja de las bolsas o con el típico dos nudos. Muy incómodo y a su vez poco aislante del aire de la nevera. También venden unas pinzas de plástico para cerrar las bolsas, pero que al final terminan soltándose dentro del cajón del congelador o partidas.

Hasta que he descubierto un sencillo truco que me facilita el cierre de las bolsas.

Sólo se necesita el tapón de una botella de plástico. Yo uso los de las botellas de agua, ya que están limpios y libres de olores.

WP_20140829_013

Para ello sólo tienes que cortar con una tijera el cuello de la botella lo más cerca posible de la rosca. Debe quedar así:

WP_20140829_012

Ahora sólo queda quitar el tapón e introducir el plástico de la bolsa, previo su llenado,  por el interior hasta hacerlo salir por la rosca del tapón, que debe quedar hacía arriba.

WP_20140829_011

Se abre el plástico de la bolsa hacia fuera y se pone el tapón para cerrarla.

WP_20140829_009Y… ¡Listo !

Un cierre fácil, hermético y sobre todo barato para tus bolsas de congelación. Yo le estoy dando muy buena cuenta de este pequeño truco para guardar mis congelados. Aunque no tiene que servir esta idea sólo para guardar congelados. También puedes cerrar bolsas con ropas, mantas o incluso aquellas que vayan a ser guardadas en un trastero, por poner algunos ejemplos. Conseguirás que no les entre el polvo.  Si la bolsa es muy grande puedes usar el tapón de una garrafa de agua que son de mayor tamaño.

Así que ya sabes: no tires los tapones de tus botellas de plástico en adelante. Pueden serte muy útiles.

¡God Save the Elegance !  chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s