HACER LO VIEJO NUEVO.

DSCN0153Hace algún tiempo os hablé de esta mesa  decapé que compré en un anticuario de Lucena ( Córdoba ) y que utilizo de escritorio.

Debido a su uso diario, el tablero había ido perdiendo la pátina que le da ese sabor de antiguo y adquiriendo manchas oscuras que resultaban visualmente molestas.

No hace mucho le  hice una reparación puntual de algunas de esas zonas erosionadas a modo de veladura con témperas que posteriormente protegí  con cera. Pero no dieron buen resultado. En la siguiente  imagen podéis observar como se encontraba.

WP_20141115_12_38_38_Pro

Hasta que, cansada de ver el estado en que se encontraba, he decidido volver a pintar el tablero.

Para ello, antes de empezar limpié con  limpiacristales y un trapo la superficie para quitar los resto de ceras y suciedad.

Una vez limpio, comencé a pintarlo. Para ello empleé pintura acrílica color crema diluida con agua y la apliqué con una paletina. Las pinceladas siempre en horizontal en un mismo sentido con la intención de crear un efecto veteado.

WP_20141115_12_41_48_ProUna vez pintado todo el tablero, lo dejé unos 15 minutos secar con la ventana de la habitación abierta, para acelerar su secado.

WP_20141115_13_10_42_ProUna vez seco, tocaba patirnarlo con el fin de integrar la nueva pintura con el resto del mueble. Para ello empleé pátina al agua de la marca La pajarita de color avellana y la mezclé con témpera color negra de Milán para matizarla a un marrón más agrisado, acorde con la pátina del propio mueble.

WP_20141115_13_02_46_ProUna vez bien mezcladas las dos pinturas, la apliqué en línea horizontal con la paletina previa disolución en agua para clarificarla. Lo ideal es extender bien la pintura-pátina con largas pinceladas  y sobre todo difuminar con las capas aplicadas anteriormente. Es importante que este trabajo se haga de manera rápida para evitar el completo secado de la pátina antes de tener toda la superficie trabajada.

En cuanto al acabado, busqué que la superficie fuera lo más homogénea y uniforme posible. De ahí que el patinado y su veteado sea muy discreto. También he omitido lijar los salientes a modo de roces como tiene el resto del mueble para lograr un efecto visual más relajante.

Y este es el resultado.

IMG_5177

IMG_5176

IMG_5173

IMG_5178La principal ventaja de los muebles decapé es son más fáciles de restaurar que los muebles barnizados. Basta una capa de pintura puedes devolverles su esplendor original perdido por el uso o reparar cualquier pequeño desperfecto.

Además, la técnica del decapé una buena opción para transformar esos viejos muebles en piezas más actuales que se integran mejor en la decoración de cualquier dormitorio o salón, como ya os expliqué en anteriores publicaciones.

Así que ya sabéis.Por muy poco dinero, ¡muebles como nuevos!

¡ God Save the Elegance ! chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s