¡ RÁPIDO! DAME LA PASTA …DE TÉ

pastas-te

Hablar de galletas de mantequilla es recordar aquellas latas redondas de metal que contenían aquellas deliciosas galletas que mi madre compraba por navidad o en ocasiones especiales.

Me encantaba el sonido metálico al abrirlas y el aroma tan rico que desprendían aquellas cajas. Eso si, las primeras galletas que caían eran las que tenían la cereza confitada y las de chocolate.

Hace algunos años decidí probar a hacerlas yo misma. No recuerdo de donde tomé la receta. Pero las veces que las he hecho, siempre han salido igual de ricas que las famosas galletas danesas. Y son muy fáciles de hacer.

INGREDIENTES :

  • 100gr. de mantequilla
  • 240 gr. de harina
  • 100 gr. de azúcar.
  • 2 huevos
  • 1 cucharada de vainilla.
  • 2 cucharadas de levadura royal.
  • zumo de limón.
  • una pizca de sal

Opcional: chocolate para fundir, azúcar moreno, azúcar glas, cerezas confitadas…

PREPARACIÓN :

  1. Se bate la mantequilla derretida, el azúcar , los huevos y la vainilla bien con una varilla. Puedes hacerlo a mano o bien con ayuda de una batidora o de un robot de cocina.
  2. Después se añade la harina y la levadura.
  3. Cuando se haya amasado bien todo, se puede hacer la forma de la galleta con una manga pastelera de boca ancha y estrellada . Si quieres hacer figuritas con un corta pasta, hay que dejar enfriar la masa en la nevera al menos una hora. Transcurrido este tiempo, se extiende con un rodillo sobre la mesa de trabajo con un grosor de 1 cm. y se cortan.
  4. Las galletas se colocan separadas unas de otras sobre una bandeja con un papel de horno para evitar que se peguen a ella. Es el momento de poner las guindas, el azúcar moreno incrustado o incluso almendras.
  5. Se debe hornear a 200º durante 15 minutos sin precalentar o 6/8 minutos si lo has precalentado.

La forma de saber si están o no en su punto, es observar los bordes de las galletitas. Cuando veamos que cogen un tono beige es el momento de sacarlas. Pero si veis que  después de ese tiempo están crudas, da unos pocos minutos más. Lo ideal es siempre estar pendiente al menos la primera vez para asegurarnos del tiempo que vuestro horno realmente necesita.

Una vez templadas es el momento de decorar aquellas que se quieran con azúcar glas espolvoreado o las recubiertas con chocolate al que previamente habremos fundido al baño maría. Lo ideal es sumergir la mitad de la galleta en el chocolate. Luego, deberás dejarlas sobre una superficie lisa y anti adherente hasta que se haya solidificado, separadas entre si para que no se peguen.

Para guardarlas, busca una vieja lata de galletas danesas que tengas en casa o bien otra caja de metal o cartón que compres y a la que pongas papel de horno en su interior. Nunca  uses un envase de plástico. Si quieres hacer más cuca la presentación, puedes poner las galletitas en moldes de papel para magdalenas.

Y ya está. Ahora sólo queda disfrutarlas en familia.

¡Espero que os gusten!

galletas-de-mantequilla

Esta receta va dedicada a una buena amiga, Consuelo.

¡ God sabe the Elegance! chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s