PEGADO A TI

El domingo fue uno de esos días de calor infernal que invitan a quedarse en casa con el aire acondicionado que no a exponerse al fuego de la calle. Con el atardecer, como vampiro que huye del sol,  me atreví a salir a tomar unas cervezas en una terraza junto a la Catedral. Entre “rubias”, palomitas y cacahuetes fue transcurriendo la noche. Hasta que llegó la hora de irnos…

¡ tenía un chicle pegado en el pantalón !

20100105001410-biodegradable-gum

Y no era mío. Quiero decir que el pantalón si, el chicle no.  ¡Qué desastre !. Con ayuda de una servilleta quité lo más gordo, pero debido al calor y el peso, el resto se había adherido al tejido formando casi un todo unitario que me hizo temer por mis Armani.

Como era de noche, quise pensar que nadie se daría cuenta de aquella cosa con textura babosa que llevaba pegada. Aún tengo mis dudas. Pero bueno, traté de ir lo más digna que pude de regreso a casa, temiendo quedarme sin el pantalón. Por el camino recordé haber leído alguna vez por internet un remedio para quitar chicles de la ropa y en cuanto llegué, me puse manos a la obra.

El truco consiste en frotar con hielo el chicle para endurecerlo y así poder despegarlo con más facilidad del tejido. Como me daba un poco de asquito, me ayudé con un cuchillo de plástico para ir retirando el chicle. Os recomiendo ir por partes con el frío e ir retirando poco a poco que no querer abarcar todo.

Y… ¡ funcionó !

WP_20140907_023[1]

WP_20140907_024[1]

Pero no es la única forma de eliminar a estos indeseados pegajosos. También puedes:

  • Congelar la prenda. Hará el mismo efecto que el frío.
  • Hervir la prenda. Cuando esté en el agua debe retirarse el chicle con un cepillo de dientes.
  • Aplicar alcohol: hace el mismo efecto del frío. Hay que dejarlo actuar unos minutillos antes de retirar el chicle.
  • Planchar :coloca un trozo de papel de horno o un cartón sobre la tabla de la plancha y encima la prenda con el chicle boca abajo. Se despegará por efecto del calor .
  • Vinagre caliente: Aplicarlo con un cepillo de dientes en caliente hasta remover el chicle.
  • Laca del pelo: Pulverizar sobre el chicle, que se endurecerá y podrá entonces retirarse.

Y después de cualquiera de estos métodos, lavar y listo.

Así que ya sabéis. Si alguna vez os topáis con un ignorante del uso de las papeleras, ya sabéis como deshaceros  del recuerdo que os pueda dejar.

¡God save the elegance! chic and cheap.

Si quieres estar al día de las novedades de God Save the Elegance, puedes seguirnos en Facebook y en Twitter !!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s